viernes, 13 de marzo de 2020

Oraciones a San Roque contra el Coronavirus COVID-19

Tomando las debidas precauciones para el caso guiados por la caridad y la virtud de la prudencia encomendémonos al poderoso patrocinio de San Roque, para pedir su protección contra el Coronavirus, imploremos su intercesión para que pronto cese esta epidemia. Para que la gente escuche este llamado de atención paternal divino y los que se han alejado de Dios se arrepientan y vuelvan con corazón contrito y propósito de enmienda y den muestras de arrepentimiento con un cambio de vida. Pidamos su ayuda física y también espiritual para que seamos liberados de todos los pecados mortales, herejías y vicios que son las pestes que corrompen y destruyen el alma. Y así con la ayuda de Dios liberados de los peligros corporales y espirituales podamos vivir una vida santa y tranquila dando Gloria a Dios.

  

1295 - 1327


 Festividad:16 de agosto
•Nacionalidad:francesa
•Patrón:solteros, enfermedades del ganado, perros, epidemias, contraacusaciones falsas, inválidos, dolores en las rodillas,epidemias y plagas, contra la peste, enfermedades de la piel,cirujanos, adoquinadores, pedreros y marmolistas.

Nació en 1295 en Montpelier, Francia, en una familia rica y noble. Después de la muerte de sus padres cuando tenía 20 años donó su fortuna a los pobres, se fue como mendigo peregrino a Roma. Al llegar a Italia durante una epidemia de peste, fue muy diligente en atender a los enfermos en los hospitales públicos de Acquapendente, Cesena, Rimini, Novara y Roma. Se dice que causó muchas curaciones milagrosas con la oración y la señal de la cruz y el toque de su mano. San Roque viajó durante muchos años más en varios lugares para ofrecer su caridad. Cuando finalmente regresó a Montpellier, fue acusado de ser un espía y fue encarcelado hasta su muerte en 1327. Cuando se informaron milagros en su intercesión después de su muerte, se desarrolló un culto popular y se lo invoca contra las epidemias y la peste.
En el año 1414, una plaga devastó la ciudad de Constanza. Un joven monje que había viajado desde Francia en ese momento para sofocar la herejía de John Huss (el Padre Huss negó la verdadera presencia de Jesús en la Sagrada Comunión) y sus seguidores le recordó a los ciudadanos la devoción a San Roque cuya intercesión había salvado a muchas personas de la peste. En consecuencia, el consejo ordenó que se formara una imagen de San Roque de inmediato y se le permitiera una procesión solemne por la ciudad. Con tanta devoción y confianza en Dios, la peste se desvaneció lentamente.

(Fuente: Patron Saints Index) Devocionario Católico
 
 
ORACIÓN I
 
Misericordiosísimo y benignísimo Señor, que con paternal providencia castigáis nuestras culpas, y por la infección del aire nos quitáis la salud y la vida corporal, para que reconociéndonos y humillándonos en vuestro acatamiento, nos deis la vida espiritual de nuestras almas: yo os suplico humildemente por la intercesión de San Roque, que si es para vuestra mayor gloria, y provecho de nuestras almas, me guardéis a mí y a toda esta familia y patria de cualquiera enfermedad y mal contagioso y pestilente, y nos deis entera salud de alma y cuerpo, para que en vuestro santo templo os alabemos y perpetuamente os sirvamos.
Y vos, oh bienaventurado Santo, que para ejemplo de paciencia, y mayor confianza en vuestro patrocinio, quiso Dios que fueseis herido de pestilencia, y que en vuestro cuerpo padecieseis lo que otros padecen, y de vuestros males aprendieseis a compadeceros de los ajenos y socorrieseis a los que están en semejante agonía y aflicción, miradnos con piadosos ojos, y libradnos, si nos conviene, de toda mortandad, por medio de vuestras fervorosas oraciones, alcanzadnos gracia del Señor, para que en nuestro cuerpo sano o enfermo viva nuestra alma sana, y por esta vida temporal, breve y caduca lleguemos a la eterna y gloriosa, y con vos gocemos de ella en los siglos de los siglos. Amén.
 


__________

ORACIÓN II

Oh glorioso San Roque, que por vuestro ardiente amor a Jesús habéis abandonado riquezas y honores y buscasteis la humillación, enseñadme a ser humilde ante Dios y los hombres. Alcanzadme la gracia de apreciar en su debido valor las riquezas y los honores de la vida para que no sean para mi lazos de eterna perdición.
Os lo pido humildemente, oh glorioso San Roque, para que seamos dignos de seguiros en el camino que lleva a la salvación eterna.
Libradme de toda enfermedad corporal. Alcanzadme el favor que os pido si es para honra vuestra, gloria de Dios y salvación de mi alma. Amén.
__________
 
Saint Roch intercédant la Vierge pour la guérison des pesti
 

ORACIÓN III


Glorioso San Roque, rogad por nosotros que, por nuestros pecados, no nos atrevemos a presentarnos delante de Dios. Padrenuestro, avemaría y gloria.
Roque santo, rogad por nosotros a Dios, que es Padre de misericordia, ahora que gozáis de su vista en la gloria celestial. Padrenuestro, avemaría y gloria.
San Roque glorioso, presentad nuestras humildes súplicas, uniéndolas a las de la Inmaculada Virgen María y a las de todos los Santos Franciscanos, para que seamos oídos y podamos dar a todos las gracias en el nombre de Jesús. Padrenuestro, avemaría y gloria.
La cruz santa + selle nuestra frente.
La cruz, santa
+ selle nuestra boca.
La cruz santa
+ selle nuestro corazón.
Por el amor que a la cruz profesó San Roque, con cuya señal libró a los pueblos del mal contagioso, libradnos, Señor.
V. Rogad a Cristo, Roque santo, en todas nuestras flaquezas. R. Para que seamos dignos de sus promesas,
ORACIÓN.- Oh, Dios, que por medio de vuestro Ángel presentasteis al Bienaventurado San Roque una tablilla escrita, prometiéndole que cualquiera que de corazón le invocare quedaría libre de los estragos de la peste, concedednos la gracia de que celebrando su gloriosa memoria, mediante sus méritos y ruegos, seamos libres de todo contagio tanto de cuerpo como de alma. Por Nuestro Señor Jesucristo. Amén.


__________

ORACIÓN IV

San Roque, por los ejemplos que nos diste de pobreza, paciencia y caridad con los enfermos, te imploramos tu intercesión para imitarte y conseguir la protección de Cristo, Señor universal; especialmente contra la contaminación de los elementos naturales y de las costumbres. Confiamos que como tantas veces socorriste a nuestros antepasados, también ahora lo hagas con nosotros. Amén.
__________

ORACIÓN V

Todopoderoso y sempiterno Dios, que por los méritos e intercesión del bienaventurado San Roque, tu Confesor, hiciste en otro tiempo cesar una peste general que desolaba al género humano. Dígnate conceder a nuestros ruegos, que todos los que llenos de confianza en tu misericordia te suplicaren los preserves de semejante azote, sean libres, por la intercesión de tu glorioso Confesor, así de esta enfermedad como de todo lo que pueda turbar su quietud. Por Nuestro Señor Jesucristo, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. 



Oración a San Roque



Oh gran San Roque, líbranos,

te suplicamos

de los azotes de Dios;

a través de tu intercesión ,

preservar nuestros cuerpos de las enfermedades contagiosas,

y nuestras almas del contagio del pecado.

Obtén para nosotros aire salubre;

pero, sobre todo, pureza de corazón.

Ayúdanos a hacer un buen uso de la salud,

soportar el sufrimiento con paciencia;

y, según tu ejemplo,

vivir en la práctica de la penitencia y la caridad,

para que algún día podamos disfrutar de la felicidad

que mereciste con tus virtudes.




San Roque, ruega por nosotros (dilo tres veces)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bergoglio guarda silencio ante la persecución de Daniel Ortega a la Iglesia Católica mientras Ortega lo ensalza como “amigo de la revolución sandinista”

Bergoglio ha traicionado a Dios y a la Iglesia. Leemos en los titulares de las noticias:  "Obispos de Latinoamérica apoyan a prelado re...