jueves, 16 de junio de 2022

Obispo decreta que escuela jesuita 'Nativity School' que ondea bandera gay ya no es católica



Black Lives Matter es un grupo subversivo marxista financiado por George Soros, que promueve el aborto y la homosexualidad.

 POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa 

 Mons. Robert J. McManus, Obispo de Worcester en Massachusetts (Estados Unidos) sancionó a la Nativity School, una escuela jesuita que desde 2021 ondea las banderas gay y de Black Lives Matter, y decretó que ya no sea llamada “católica”.

La decisión del Obispo se dio, como él mismo explica en el decreto oficial publicado este 16 de junio en el sitio web de su diócesis, “después de discusiones en los últimos meses en un intento por encontrar alternativas a ondear las banderas de Black Lives Matter (Las vidas negras importan) y del orgullo gay fuera de la escuela, inconsistentes con la enseñanza católica”.

En este sentido, el Prelado decretó que “la Nativity School (Escuela de la Natividad) de Worcester tiene prohibido a partir de este momento identificarse como una escuela ‘católica’ y ya no puede usar el título ‘católica’ para describirse a sí misma”.

Mons. McManus prohibió además la celebración de misas, sacramentos y sacramentales “en las instalaciones de la Nativity School, ni que la Nativity School los patrocine en ninguna iglesia o capilla dentro de la Diócesis de Worcester”.

“La Nativity School no está autorizada a realizar ninguna recaudación de fondos que involucre instituciones diocesanas en la Diócesis de Worcester y no está autorizada a figurar ni anunciarse en el Directorio Diocesano”, señala también el decreto.

 

Finalmente el Prelado dispuso que “el nombre del Obispo Emérito Daniel P. Reilly sea eliminado de la lista de la Junta Directiva de la Nativity School”.

A lo establecido por el Obispo, el presidente de la Nativity School, Tomas McKenney, respondió señalando que la escuela jesuita apelará la decisión “a través de los canales apropiados provistos por la Iglesia en circunstancias como esta”.

McKenney precisó además que seguirá ondeando las banderas gay de Black Lives Matter en razón de su “compromiso con nuestra misión, fundamentado y animado por los valores del Evangelio, la Enseñanza Social Católica y nuestra herencia jesuita”.

Mons. McManus indicó en su decreto que la negativa de la escuela a retirar las banderas no le dejó “más opción que tomar acción canónica”.

Las razones de la decisión

En el decreto publicado hoy, el Obispo de Worcester explica que la Nativity School se fundó en 2003 y sirve a alumnos de escasos recursos económicos entre el quinto y el octavo grado.

Ante la decisión de la escuela jesuita de ondear las banderas gay y de BLM, el Obispo indicó en una carta abierta el 4 de mayo de 2022, que “estos símbolos (banderas) encarnan agendas o ideologías específicas que contradicen la enseñanza social y moral católica”.

Además, alertó, “la bandera del ‘Orgullo Gay’ representa el apoyo al matrimonio homosexual y a vivir activamente un estilo de vida LGBTQ+”.

“Esto también es cierto para ‘Black Lives Matter’. La Iglesia Católica enseña que toda la vida es sagrada y la Iglesia ciertamente respalda inequívocamente la frase ‘las vidas negras importan’ y afirma firmemente que todas las vidas importan”.

Sin embargo, recuerda el Obispo de Worcester, “el movimiento ‘Black Lives Matter’ se ha apropiado de la frase y promueve una plataforma que contradice directamente la enseñanza social católica sobre la importancia y el papel de la familia nuclear y busca desbaratar la estructura familiar en clara oposición a las enseñanzas de la Iglesia Católica”.

Por todo lo anterior, subraya el Obispo, “ondear estas banderas frente a una escuela católica envía un mensaje contradictorio, confuso y escandaloso al público sobre la postura de la Iglesia respecto a estos importantes temas morales y sociales”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Quien Obedece a Bergoglio desobedece a Dios

Laicos Unidos en Cristo:   San Vicente Ferrer enseña que quien obedece a un falso papa viola el Primer Mandamiento y comete el grave pecado...