domingo, 5 de abril de 2020

«Los Obispos Infieles se merecen nuestro desprecio porque nos abandonaron»

Se merecen nuestro desprecio y el desprecio de Cristo esos sacerdotes infieles que desertaron de su oficio de médicos de alma. 
¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?

"Perece mi pueblo por falta de conocimiento. Ya que tú has rechazado el conocimiento, yo te rechazaré de mi sacerdocio"
Oseas, 4:6 - Bíblia Católica Online
Y oí otra voz del cielo que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas.
Apocalipsis 18:4


PROFECÍA DE LA VIRGEN DE LA SALETTE, FRANCIA (1846): Los Sacerdotes, Ministros de mi Hijo, los Sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias e impiedad al celebrar los santos misterios por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza...MUCHOS ABANDONARÁN LA FE y el número de Sacerdotes y religiosos que se separarán de la verdadera religión será grande; entre estas personas se encontrarán incluso Obispos.
Veo los enemigos del Santísimo Sacramento que cierran las Iglesias e impiden que se le adore, acercarse a un terrible castigo. Yo los veo enfermos y en el lecho de muerte sin sacerdote y sin sacramento (AA.III.167) Profecías de la monja mística alemana Ana Catalina Emmerich



Artículo publicado en RORATE CÆLI.
Traducido por Jorge Rondón Santos en su blog Miles Christi 
   
La situación alrededor del mundo es seria.
 
La enfermedad subyacente que causa la situación también es seria.

Pero la actitud de la mayoría de los obispos en muchos países afectados es simplemente despreciable, repugnante, se merece todo nuestro desprecio y desdén. No contentos con haber arrojado a los fieles durante décadas al cuidado de abusadores sexuales, ahora, en el momento de mayor necesidad, simplemente nos abandonan.

La suspensión de grandes reuniones (incluyendo misas públicas) es casi entendible. Pero las otras medidas son abusivas, y una señal de la completa indiferencia de estos lobos que pretenden ser pastores de los fieles. ¿El acto de muchos, aparentemente la mayoría, de los obispos de cerrar las iglesias para la simple otación individual frente al Santísimo Sacramento? Y, mucho peor, ¿“prohibir” las confesiones en el tiempo de mayor necesidad? ¿“Prohibir” los últimos ritos, como el viático y la extremaunción en el tiempo de mayor peligro?

¿Cuál es el punto de la Iglesia, del sacerdocio, si estos médicos del alma abandonan al enfermo justo ahora? ¿Cómo vino Francisco a mencionar a la iglesia cono un “hospital de campaña” desde el día uno de su pontificado, y, cuando está aquí la necesidad por verdaderos hospitales de campo, los sacerdotes y obispos simplemente no los muestran? ¿Tienen que despreciar mucho a los laicos? ESTE es clericalismo de la peor clase.

Notar esto, obispos que  habéis “prohibido” las confesiones y los últimos ritos en este tiempo: NO PERDONAREMOS QUE NOS HAYÁIS ABANDONADO EN EL MOMENTO DE MAYOR NECESIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Evidencias científicas respaldan los relatos de la Sagrada Escritura

Análisis del núcleo de hielo del monte Kilimanjaro ratifica la historia bíblica de José en Egipto Una fuerte sequía afectó el r...