viernes, 4 de enero de 2019

Aseguran que Bergoglio relevó a Zanchetta tras ser acusado de abusos sexuales y de poder





Monseñor Zanchetta presentó su renuncia como obispo de Orán (Salta, Argentina) en agosto de 2017. Una investigación periodística revela que fue relevado por el papa Francisco tras sustanciarse denuncias contra él por parte del clero. Posteriormente le designó asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.





(Clarin/InfoCatólica) A un año y medio de la renuncia de Mons. Zanchetta como obispo Orán (Salta), se ha sabido que en realidad el obispo fue desplazado por el Papa Francisco. La remoción de su cargo al frente de la diócesis habría sido decidida a partir de las denuncias  de integrantes del clero, que lo acusaron por diferentes tipos de abuso, entre ellos sexual y de poder, dentro del seminario fundado por él mismo y que dejará de funcionar a partir del año próximo.
Lo reveló una investigación del diario El Tribuno de Salta, que levantó polvareda en la provincia: asegura que las denuncias no sólo dividieron al clero local, sino que también calaron hondo entre los religiosos más allá de Orán. Además, pone en duda los motivos de los traslados de tres sacerdotes (que habrían sido algo así como una penitencia), quienes denunciaron a Zanchetta por abuso sexual a 3 seminaristas y por abuso de poder contra otros 10 seminaristas, delitos que se habrían concretado entre 2014 y 2015.
La denuncia de los sacerdotes fue realizada ante la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en Buenos Aires, sólo para que quede asentado, «pero no se trata de una denuncia penal porque reina el miedo y temen quedar escrachados y que se tomen represalias contra ellos», contó a Clarín una fuente muy cercana al clero de Salta.
«Son chicos, están aterrados, y las víctimas de abuso ya dejaron el seminario porque no quieren saber absolutamente nada vinculado con la Iglesia. Y eso que un juez les aseguró protección y blindaje. Yo pude hablar con uno de los chicos que fue víctima de Zanchetta hace una semana y me dijo que se va a animar a hablar, pero necesita tiempo», amplió.
En agosto de 2017, Mons. Zanchetta difundió una carta a la comunidad diocesana de Orán en la que daba su versión de los motivos de su «renuncia», fórmula elegante para maquillar la destitución del Papa. «Desde hace tiempo un problema de salud no me permite llevar plenamente el ministerio pastoral que me fue confiado, sobre todo teniendo en cuenta la vasta extensión de nuestro territorio diocesano, y los enormes desafíos que tenemos como Iglesia en el norte de la patria», fundamentó.
«Es una vil mentira, Zanchetta no tuvo, ni tiene problemas de salud. El cometió el error de acelerar su partida y eso despertó sospechas. En lugar de irse el 31 de agosto de 2017, que es el día de fiesta de la Diócesis de Orán, se fue un mes antes, el 29 de julio», afirma la fuente.
En Roma
El 19 de diciembre de 2017 el papa Francisco designó a Zanchetta asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), dependencia conocida como «la inmobiliaria» de la Santa Sede, que maneja más de cinco mil propiedades en diversos países.
¿Cuál es la actualidad de Zanchetta? Según se pudo averiguar, se encuentra en Roma, con muchísimo miedo y haciendo llamados a la Argentina «psicopateando a presuntos débiles» para intentar que sus delitos no sigan recorriendo kilómetros. ¿Cómo? Pidiendo que se lo defienda y que se desmientan las versiones que manchan su imagen.


La versión de la prensa argentina sobre el conocimiento de los abusos difiere de la del Vaticano.


La Oficina de Prensa del Vaticano ha dado a conocer que el obispo argentino Gustavo Zanchetta está bajo investigación por presuntos abusos sexuales y de poder. El prelado presentó su renuncia a la diócesis de Orán por problemas de salud y luego fue designado por el Papa como asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.
(InfoCatólica) El Director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, explicó hoy que las acusaciones contra Mons. Zanchetta surgieron en los meses recientes, casi un año después de que el papa Francisco lo nombrara para un puesto en el Vaticano.
«Después de la renuncia transcurrió un periodo de tiempo en España. Después del periodo en España -que en realidad fue muy corto pues salió de Argentina a finales de julio del 2017 y en diciembre de ese mismo año ya estaba en Roma-, en consideración a su capacidad de gestión administrativa, fue nombrado Asesor de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), un encargo que no prevé ninguna responsabilidad de gobierno del dicasterio», indicó Gisotti.
Gisotti precisó que mientras dure la investigación preliminar, Mons. Zanchetta «se abstendrá del trabajo» en la Santa Sede.

Aunque la tesis ofical de su renuncia fue la de que sufría problemas de salud, el portavoz interino de la Santa Sede ha dicho ahora que «la razón de la renuncia está relacionada a la dificultad de manejar las relaciones con el clero diocesano, algunas de las cuales eran muy tensas». Y añadió que en el «momento de su renuncia había acusaciones contra él de autoritarismo, pero no había acusaciones de abuso sexual».
Sin embargo, según las informaciones periodísticas en Argentina, antes de su retirada de la diócesis de Orán se denunció a Zanchetta por abuso sexual a tres seminaristas y por abuso de poder contra otros diez seminaristas, delitos que se habrían concretado entre 2014 y 2015.
Con información de ACI Prensa




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Quien Obedece a Bergoglio desobedece a Dios

Laicos Unidos en Cristo:   San Vicente Ferrer enseña que quien obedece a un falso papa viola el Primer Mandamiento y comete el grave pecado...