lunes, 7 de septiembre de 2020

Bergoglio Confiesa:«“Laudato sí” fue para presionar la conferencia ambiental de París».

 
 
En una audiencia concedida en la Biblioteca del Palacio Apostólico el pasado jueves 3 de Septiembre a un grupo ecologista francés que contó con la presencia de la actriz Juliette Binoche Stalens (segunda arriba, a la izquierda) y trabaja con la Conferencia Episcopal francesa, Bergoglio reconoció que su seudoencíclica ecologista “Laudato sii” (que incluye el “pecado ecológico” del cismático y apóstata Bartolomé I fanariota) fue para “presionar” (o mejor, lo “presionaron”) en vísperas de la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (más conocida como COP21) que se llevó a cabo en París del 30 de Noviembre al 11 de Diciembre de 2015.
  
Después de entregarle a la concurrencia copia del discurso escrito (que a la final difiere del pronunciado), dijo:
«Me gustaría empezar con un trozo de historia. En 2007 se celebró la Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Brasil, en Aparecida. Estuve en el grupo de redactores del documento final, y llegaban propuestas sobre el Amazonas. Yo decía “Pero estos brasileños, ¡qué pesados con esta Amazonia! ¿Qué tiene que ver Amazonia con la evangelización?”. Ese era yo en 2007. Luego, en 2015, salió la Laudato si’. Tuve un camino de conversión, de comprensión del problema ecológico. ¡Antes no entendía nada!
 
Cuando fui a Estrasburgo, a la Unión Europea, el Presidente Hollande envió a recibirme a la ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royale. Hablamos en el aeropuerto… Al principio no mucho, porque ya había un programa, pero luego, al final, antes de salir, tuvimos que esperar un poco y hablamos más. Y la Sra. Ségolène Royale me dijo esto: “¿Es verdad que está escribiendo algo sobre ecología?” - “C’était vrai!” - “Por favor, ¡publíquelo antes de la reunión de París!”.
    
Llamé al equipo que lo estaba haciendo –para que sepáis que yo no la escribí por mi cuenta, había un equipo de científicos, un equipo de teólogos y todos hicimos esta reflexión juntos–, llamé a este equipo y dije: “Esto debe salir antes de la reunión de París” - “¿Pero por qué?” - “Para presionar”. De Aparecida a Laudato fue un camino interior para mí».
Relatando después que en Puerto Maldonado (Perú) almorzó con catorce jefes indígenas, Bergoglio despotricó contra las especializaciones y el sistema educativo occidental, acusándolos de «producir robots» por una supuesta desconexión a la sabiduría, que él define como «la armonía entre el pensar, sentir y hacer».
 
Miles Christi
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Bergoglio ha creado una secta cismática parasitaria en contradicción con la enseñanza del Papa Benedicto XVI de una “hermenéutica de la continuidad”

    Otra iglesia: Francisco celebra la ruptura con la liturgia romana es.news/ Francisco publicó el 29 de junio la Carta Apostólica   Deside...